grafico_blog_publicacionescadi_cadi_cancerdepiel

RETIRO DE LUNARES PARA DESCARTAR CÁNCER DE PIEL

Necesitamos estar muy atentos ante cualquier cambio en nuestros lunares ya sea en el tamaño, el color o el grosor, esto puede ser un signo de la aparición de un cáncer de piel. Asimismo, observar cualquier anormalidad de la piel (sangrado, enrojecimiento, hinchazón, picazón, dolor, dureza) sugerimos acudir a una consulta dermatológica de forma inmediata ya que pudiera tratarse de una lesión maligna o premaligna.

CÁNCER DE PIEL: FACTORES DE RIESGO.

  • Caso de cáncer de piel en la familia
  • Piel muy clara que siempre permanece rojiza y nunca se broncea.
  • Cabellos claros y/u ojos claros
  • Tener muchos lunares por el cuerpo
  • Haber sufrido quemaduras por el sol
  • Tener pecas en la cara y/o en los hombros
  • Haber tenido alguna vez cáncer de la piel
  • Haber tomado demasiado sol sin protección
  • Tener una herida que no cicatriza
  • Edad de más de 65 años

Los pacientes más expuestos al cáncer de piel son:

  1. Pacientes que tienen la piel, los ojos y el pelo claro y se broncea con dificultad.
  2. Tener muchos Lunares (más de 50).
  3. Personas que tienen lunares desde el nacimiento o atípicos (grandes, irregulares, con diferentes tonalidades de color).
  4. Tener familiares o usted mismo ya ha tenido cáncer de piel.
  5. Antecedentes de quemaduras solares severas en la infancia o adolescencia.
  6. Personas que trabajan al aire libre.

IMPORTANTE: Si tuviste o tienes uno o más de estos factores de riesgo es momento de visitar a tu DERMATÓLOGO para una valoración más integral.

El Cáncer de Piel se Cura Si se detecta a tiempo. Es importante aprender a vigilar y conocer tu piel.

Alguna recomendación a modo de prevención es USAR FILTRO SOLAR TODOS LOS DÍAS DESPUÉS DEL BAÑO.

En el centro dermatológico CADI, contamos con estudio integral de los lunares, retiro de lunares con láser y Radiofrecuencia ya sea por estética, prevención o por malignidad. Y también con la colaboración profesional de un médico especialista en patología que se encarga del estudio microscópico de los lunares una vez retirados.